Apartheid en Cuba
claroquesi
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
logo01
logo02
logo
Archives
Recent Comments

    A proposito del aniversario 45 del MININT

    SOCIEDAD
    A propósito del aniversario 45 del MININT
    José Antonio Fornaris, Cuba Verdad

    LA HABANA, Cuba – Junio (www.cubanet.org) – El pasado 6 de junio el
    Ministerio del Interior de Cuba celebró su aniversario 45. Los medios de
    comunicación dieron amplia cobertura a la efemérides.

    La televisión destacó el acto central conmemorativo, donde un general de
    ese cuerpo armado afirmó en su discurso que todos los cubanos somos
    miembros del Ministerio del Interior. Según él, esas palabras pertenecen
    a Fidel Castro.

    Nunca había visto al Ministerio del Interior desde ese ángulo, pero el
    planteamiento puede resultar interesante. Así las cosas, cuando la
    policía detiene en la vía pública, sobre todo en zonas por donde
    transitan los turistas, a los jóvenes negros, varones y hembras, para
    exigirles que se identifiquen, lo están haciendo contra sus propios
    colegas. O cuando en un centro de detención golpean a un detenido, están
    golpeando a un homólogo.

    También, lógicamente, son miembros del Ministerio del Interior los casi
    cien mil cubanos que se encuentran recluidos en las prisiones de la
    Isla. De esa forma, además, los miles que cada año emigran de Cuba son
    parte de esa institución armada.

    A su vez, son muchos los que no han recibido por años los módulos que
    periódicamente se les entrega a los miembros de esa entidad; además de
    que suman millones los que nunca han ido a los centros de recreación
    que, lógicamente, posee ese ministerio, y donde los artículos que se
    consumen tienen precios simplemente simbólicos. Hay que resolver esa
    situación.

    Al margen de las palabras del general, que sólo eran propaganda
    política, tenemos que a uno de los hombres que fue pilar fundamental de
    ese ministerio, el ex ministro y General de Brigada José Abrantes, no se
    le mencionó en el acto para nada.

    Precisamente fue Abrantes quien pronunció el discurso clausura en el
    acto por el aniversario 28 del Ministerio del Interior. En aquel
    momento, 6 de junio de 1989, el ministro señalaba: “Como en ningún otro
    instante experimentamos la certeza de que el país avanza por el camino
    correcto. Al igual que todos los revolucionarios, vemos con entusiasmo y
    admiración cómo triunfan las ideas de Fidel, cómo ellas se transforman
    en avances concretos, y cómo, a pesar de todas las dificultades, estamos
    haciendo más que nunca con menos recursos”.

    Más adelante aseguraba: “Los delincuentes y el lumpen se identifican
    cada día más como reserva e instrumento de la contrarrevolución., y
    aunque inconscientemente, sirven a los fines de ésta”.

    Meses después, el general Abrantes fue condenado a 15 años de cárcel por
    “corrupción y descomposición en la propia dirección del Ministerio del
    Interior”.

    En relación con esos hechos, un extenso editorial del diario Granma
    afirmaba: “El ministro del Interior, no obstante sus delicadísimas
    tareas, carecía de un sistema de contrainteligencia interior. Es decir,
    la dirección política y estatal, entre otras fuentes, se informaba del
    reto del país y del mundo por medio del MININT, pero sabía muy poco de
    lo que pasaba realmente en el propio ministerio”.

    Al final, el editorial aseguraba: “En nuestro país, como justamente
    expresara el Comandante en Jefe Fidel Castro, no puede haber dos mundos,
    sino uno solo: el mundo de los trabajadores. No puede haber dos
    verdades: la verdad de la batalla heroica por el desarrollo y contra las
    dificultades, que libra nuestro pueblo, y la verdad de camarillas
    privilegiadas, venales y derrochadoras”.

    Hace 19 años que se publicó el editorial, y parece que todo está igual.
    O peor, porque hace pocos meses Fidel Castro dijo que la situación del
    robo generalizado y la galopante corrupción podrían dar al traste con la
    revolución; es decir, con el régimen.

    Pero los dos mundos también están presentes en otros sensibles temas de
    la realidad nacional, y así vemos cómo a los cubanos no se les permite
    alojarse en los hoteles de su país, y cómo es de enorme el apartheid
    político imperante, pues sólo los que apoyan a los gobernantes
    incondicionalmente pueden tener participación en la vida política de la
    nación. Los que piensan diferente son tratados como seres humanos de
    segunda clase.

    El régimen es débil y basa su seguridad en su cerrada ideología y en su
    política de exclusión. No obstante, en este aniversario 45 del MININT,
    soy de los que piensa que en ese ministerio hay personas inteligentes y
    con mucha información sobre la realidad actual del mundo. Circunstancia
    que los convierten en personas útiles para trabajar en las vías que
    conduzcan al bienestar general de la población cubana.

    http://www.cubanet.org/CNews/y06/jun06/12a7.htm

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *