Apartheid en Cuba
claroquesi
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
logo01
logo02
logo
Archives
Recent Comments

    En verano las playas se llenan, entre otros, de policías

    Al sol y sin salvavidas
    En verano las playas se llenan, entre otros, de policías
    Sábado, julio 23, 2016 | Reinaldo Emilio Cosano Alén

    LA HABANA, Cuba.- Luego de una razzia hecha recientemente contra
    salvavidas en las playas al este de La Habana, los bañistas han quedado
    desprotegidos del sol y de cualquier accidente en el agua. La ofensiva
    de autoridades contra el alquiler de sombrillas y otros medios de playa
    acabó nada menos que con los salvavidas.

    Esos miembros de la Cruz Roja Cubana se encargaban de alquilar medios
    para la comodidad de los que vienen a darse un baño en medio del
    insoportable calor, pero el inicio del verano marcó el fin de su negocio.

    Yosvany Domínguez Reitor —alias “el Calvo”— y cuatro colegas suyos
    fueron detenidos recientemente y conducidos a la Estación de Guanabo.
    Todos ellos salvavidas, les impusieron multas de mil pesos, casi el
    doble de su salario mensual, despojándolos de sus costosos bienes
    recreativos, ahora confiscados.

    Decomisaron hasta sus toldos, de confección casera, para protegerse un
    poco del sol, la lluvia, viento, porque las torres de observación y
    protección del salvavidas, obligación del gobierno para la seguridad de
    los bañistas, desaparecieron por falta de mantenimiento. El salvavidas
    de hoy, sentado sobre la arena, tiene la responsabilidad —incluso
    penal— de descubrir entre tantas lejanas cabezas en el mar a la persona
    en trance de ahogarse, para salvarla.

    Pero quizá no deba sorprender que el propio salvavidas alquile de forma
    encubierta tumbonas, sillas, sombrillas, patas de rana, snorkel, tablas
    de surf, balsas, compradas muy caras en tiendas dolarizadas o traídas
    “de afuera”.

    “Se sabe que arrendar esos medios no está entre las funciones del
    salvavidas, pero es un recurso casi obligado para la subsistencia
    familiar. El salario mensual de 630 pesos, incluyendo el pago por
    condiciones agresivas de trabajo. Eso apenas alcanza para comer, así
    como para necesidades del hogar. Y los turistas necesitan ese servicio
    que el Estado no da. Pagan satisfechos y hasta se convierten en
    cómplices. Si el policía pregunta por la procedencia de algún medio con
    toda naturalidad afirman que lo trajeron de sus casas”, comenta el
    salvavidas Daniel Sabatier, de 53 años, residente en Guanabo.

    Justo Sánchez Izquierdo, de 37 años y también salvavidas de Guanabo,
    dice: “Son las mismas autoridades las que se empeñan en mantener la
    ilegalidad, perseguir, sancionar al salvavidas o cualquiera otro
    atrapado infraganti. El gobierno no da licencia a facilitadores del
    servicio al turista, tampoco está interesado en brindar ese servicio
    masivo, del que se ocupa la corporación estatal Marlins, pero solo en
    algunos hoteles de lujo y áreas de playa exclusivas frecuentadas por
    extranjeros”.

    Source: Al sol y sin salvavidas | Cubanet –
    www.cubanet.org/mas-noticias/al-sol-y-sin-salvavidas/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *