Apartheid en Cuba
claroquesi
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
logo01
logo02
logo
Archives
Recent Comments

    Fidel Castro sólo se mueve en Mercedes-Benz

    Fidel Castro sólo se mueve en Mercedes-Benz
    El ex dictador cambió de carro, pero siguió fiel a la prestigiosa (y
    suntuaria) marca alemana…
    Rolando Cartaya
    agosto 26, 2014

    De un Oldsmobile americano en los primeros años de la Revolución, pasó a
    usar Alfa-Romeos italianos en los años 60; y luego, ya de lleno en la
    órbita soviética, se movió por Cuba en limosinas ZIL. Pero en los 90 la
    “ayuda solidaria de la URSS” cesó, los ZIL se dejaron de producir y las
    piezas dejaron de llegar, y Fidel Castro se pasó a otra marca, ni rusa
    ni china: alemana. Desde entonces se ha mantenido fiel a Mercedes-Benz.

    Sin embargo, en su retiro de terciopelo no lo espere ya en los Mercedes
    Clase S de segunda generación que andaban a alta velocidad por ciertas
    calles de La Habana repletos de guardaespaldas, generalmente de noche.
    Esos se pusieron viejos (se dejaron de fabricar en 1991) y ya no se
    adaptan a las necesidades especiales del anciano de 88 años.

    El portal venezolano La Patilla publicó fotos del actual Mercedes del ex
    dictador, tomadas en ocasión de la reciente visita a la isla del
    heredero de Hugo Chávez.

    El medio caraqueño señala que “la economía cubana es incapaz siquiera de
    producir el cuero para forrar los asientos de vehículo alguno. Pero eso
    no limita al anciano tirano en cuanto a sus gustos y gastos. Nada de
    elegir un carro chino o norcoreano. Lo de él es un Mercedes Benz”.

    En realidad Castro se está moviendo en el Mercedes de las fotos al menos
    desde la visita a la isla del Papa Benedicto XVI.

    Según el blog Cuba al Descubierto, el vehículo en el que llevó la semana
    pasada a su nuevo discípulo Nicolás Maduro a conocer in situ los
    prodigios de la moringa es un minibús Viano CDI, un Mercedes-Benz de la
    clase V, probablemente del 2011, por el estilo y la forma de los rines.

    El precio básico de la “van” nueva oscilaba ese año entre 73.600 y
    76,400 dólares estadounidenses.

    Para Castro, que aparece desmoringado sobre uno de los asientos de
    cuero, se necesitan blindaje, amortiguación especial, refrigerador y
    otros extras, que en números redondos podrían superar los $100.000.

    Pero después de todo Mercedes-Benz no ha tenido que pagar por la
    publicidad que le ofrecía el Máximo con sus caravanas de Clase S volando
    bajito por La Habana. Y las relaciones con la ex primera familia han
    sido tradicionalmente buenas.

    Castro-Benz, extraña simbiosis
    Fuentes en la isla informaron en 2006 a nuestro futuro colega en
    martinoticias Pablo Alfonso sobre la cercana relación de amistad que
    existía entre el representante de la Mercedez-Benz en La Habana y Fidel
    Castro Díaz-Balart, hijo mayor de Castro, quien solía ser visita
    habitual a la residencia del empresario.

    Otra visita habitual a los talleres de la Mercedez-Benz, ubicados en el
    área del municipio Rancho Boyeros que ocupó la Zona Franca, era Angel
    Castro Soto del Valle, el hijo menor del dictador.

    ”No se lo que realmente hace allí, aunque hay quienes aseguran que
    trabaja en el lugar; el es muy aficionado a los autos y a la mecánica”,
    indicó la fuente al periodista.

    Como documentó Pablo en su artículo para El Nuevo Herald, la Mercedes
    operaba en Cuba como MCV Comercial S.A. Mantenía instalaciones y
    agencias en Cienfuegos, Santa Clara, Camagüey, Holguín y Santiago de
    Cuba, y prestaba servicios de mantenimiento y reparación de sus
    vehículos, capacitación técnica del personal y venta de piezas de repuesto.

    Poco antes de la crisis intestinal que desplazó a Castro del poder a
    fines de julio del 2006, la firma alemana otorgó importantes créditos al
    gobierno cubano para la adquisición de motores utilizados en los
    llamados ”grupos electrógenos” que alentaba el gobernante como parte
    de su llamada “revolución energética”.

    Los negocios con la empresa incluían entre otros la adquisición de
    flotillas de microbuses y de casas rodantes para el turismo.

    Valor aproximado
    En junio pasado los cables traían la noticia de que, seis meses después
    de que el gobierno de Cuba “liberara” la venta de automotores nuevos
    para los cubanos, sólo se habían vendido 50 automóviles y cuatro
    motocicletas.

    Obviamente la razón radica en los infladísimos precios de los vehículos:
    un Peugeot 508 de 53.000 dólares por 262.000; un Kia Rio de 13.000
    dólares en 42.000, etc.

    Si se aplicara esa sobremarca del 400 % o más al precio original del
    minibús Viano en que se transporta el jubilado Castro, al ex gobernante
    le habría correspondido pagar unos 320.000 dólares por el vehículo.

    El presidente de EE.UU. Bill Clinton fue una vez centro de un escándalo
    por pagar 200 dólares a un estilista para que le cortara el cabello.

    Pero en Cuba la discusión pública de estas cosas sigue “atada y bien
    atada”. No en balde Castro tenía tan buenas relaciones con Franco, el
    dictador anticomunista español. Dios los cría.

    Source: Fidel Castro sólo se mueve en Mercedes-Benz –
    http://www.martinoticias.com/content/fidel-castro-mercedes-benz/73204.html

    Tags: , , , , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *