Apartheid en Cuba
claroquesi
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
logo01
logo02
logo
Archives
Recent Comments

    Algo se está moviendo

    Algo se está moviendo
    Gustavo E. Pardo

    LA HABANA, Cuba, febrero (www.cubanet.org) – El mundo ha cambiado en los
    últimos 50 años, dejando atrás el recuerdo de la discriminación racial
    en los , el apartheid sudafricano, el espanto y la
    ineficiencia del extinto campo socialista, las dictaduras
    latinoamericanas, y otros tumores sociales que afectaron al planeta.

    Durante estos años pareciera que en Cuba no ha ocurrido nada. Todo se
    desenvuelve entre logros, sonrisas y apoyo al régimen. No suceden hechos
    delictivos violentos, no hay protestas sociales, ni siquiera accidentes
    de tránsito dignos de ser destacados.

    Sin , en la Isla del silencio, algo se está moviendo desde abajo
    que apunta hacia arriba.

    Desde su asalto al poder, el régimen marxista establecido en la Isla ha
    seguido una política consecuente con sus fines de obtener el predominio
    y control social que garantice la continuidad indefinida en el poder
    del grupo gobernante y de sus sucesores.

    El primer paso en este proyecto fue desgastar y, ulteriormente,
    desarticular a las organizaciones sociales que podían constituir un
    riesgo para el control hegemónico de la sociedad. El resultado de esta
    estrategia fue la desaparición de los partidos políticos tradicionales y
    de instituciones de tanto prestigio como el Club Rotario, el Club de
    Leones, los colegios de profesionales y de otras, que hasta ese momento
    habían desempeñado una acción positiva dentro de la sociedad civil cubana.

    El nuevo gobierno hizo una prioridad del control de las organizaciones
    político-revolucionarias que habían participado en la lucha contra el
    régimen de Batista, así como de los sindicatos y asociaciones
    estudiantiles, las cuales fueron a un mismo saco: las ORI
    (Organizaciones Revolucionarias Integradas). Esto, unido a una campaña
    de terror sistemático, simbolizada por el paredón de fusilamiento y la
    condena a largas penas de cárcel de quienes disentían del régimen,
    fueron acallando primero, y silenciando después, todo vestigio de
    protesta pública.

    En Cuba resulta más sencillo conocer las divergencias ocurridas dentro
    de la cúpula gobernante, que de las protestas sucedidas en otros
    niveles de la sociedad cubana, de las cuales apenas se conocían algunos
    detalles.

    La crisis económica y social por la que atraviesa la nación, la ausencia
    visible del máximo líder, las expectativas que se generaron en derredor
    a la personalidad del nuevo jefe de Estado, así como las vacilaciones
    incurridas para aplicar medidas sociopolíticas realistas, han generado
    una creciente inquietud entre un sector muy importante para el gobierno:
    la juventud.

    Las nuevas tecnologías de comunicación, pese a los esfuerzos que hace el
    Ministerio de la Informática y las Comunicaciones por limitar su uso,
    nos han posibilitado conocer los debates establecidos entre
    intelectuales y artistas que expresaban su descontento.

    Sin embargo, ahora son jóvenes estudiantes y simples profesionales
    quienes están dando una clarinada de alerta: la crisis ha llegado hasta
    las raíces.

    Si se tiene en cuenta que en Cuba se conoce apenas un por ciento muy
    pequeño de la realidad, puede intuirse que algo se está moviendo, y que
    en ese movimiento está el futuro.

    Noticias/Cuba Algo se está moviendo (17 February 2010)
    http://www.cubanet.org/CNews/y2010/feb2010/17_C_3.html

    Tags: ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *