Apartheid en Cuba
claroquesi
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
logo01
logo02
logo
Archives
Recent Comments

    NO ES TIEMPO DE ALIVIAR LOS MALES; ES TIEMPO DE ERRADICARLOS DEFINITIVAMENTE

    NO ES TIEMPO DE ALIVIAR LOS MALES; ES TIEMPO DE ERRADICARLOS DEFINITIVAMENTE
    2008-06-02.
    Belinda Salas Tapanes, Presidenta de FLAMUR en Cuba, Corresponsal en la
    isla de Misceláneas de Cuba

    Desde principios de los años noventa que en Cuba fue implantada la doble
    moneda, los cubanos han sido relegados a vivir como ciudadanos de
    segunda clase en su propio país, marginándolos a visitar lugares
    destinados solo para el turismo nacional.

    Los centros que ofrecen servicios en moneda nacional son las opciones
    más asequibles para aquellos que modestamente un día al mes pueden
    frecuentar un lugar y tener un momento de esparcimiento junto a su familia.

    Actualmente el nuevo gobierno de Raúl Castro, bajo la imagen de realizar
    cambios, en la isla ha levantado determinadas restricciones tales como
    el acceso de los cubanos a los hoteles y establecimientos que hasta
    ahora solo estaban destinados para los turistas.

    Nada más lejos de la verdad cuando del cubano de a pie se trata. Los
    ciudadanos continúan soñando con el día que puedan pagar un hotel, pues
    los salarios en moneda nacional están muy lejos de sufragar los altos
    precios que exige la llamada moneda dura (cuc).

    Un incidente ocurrido recientemente en el restauran Rancho Luna, ubicado
    en calle L, %17 y 15, en el capitalino municipio el Vedado, llamó la
    atención de los allí presentes cuando, una pareja se quejaba del pésimo
    servicio ofrecido en este lugar.

    El matrimonio en cuestión refirió que había transcurrido una hora 45
    minutos desde que ordenaron el almuerzo y que finalmente tuvieron que
    abandonar el lugar sin consumir nada. "Lo peor del caso es que recibes
    un mal servicio solo porque es moneda nacional; si fuera en divisa no
    pasara esto", comentaba la joven pareja.

    Los cubanos hemos vivido sin sueños ni esperanzas. Estudio Trabajo y
    Fusil, fueron consignas diabólicas que laceraron el espíritu del nativo.
    Tomar parte en las problemáticas sociales que nos afectan, tales como
    dualidad monetaria y el duro apartheid económico a que estamos
    sometidos, representa el futuro que quisiéramos para nosotros mismos y
    que nadie tomara decisiones por un pueblo entero, cuando habrá que
    contar con todos y cada una de nosotros.

    Los cambios que necesitan los cubanos son radicales, tanto en el sector
    económico, social y político. No es tiempo de aliviar los males; es
    tiempo de erradicarlos definitivamente.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=15605

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *