Apartheid en Cuba
claroquesi
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
logo01
logo02
logo
Archives
Recent Comments

    Basuritas

    12 de noviembre de 2007

    Basuritas

    José Antonio Fornaris, Cuba-Verdad

    LA HABANA, noviembre (www.cubanet.org) – En Cuba, de acuerdo con
    informaciones oficiales, prácticamente existe el pleno empleo, se
    cuentan por cientos de miles los graduados universitarios, tanto en
    letras como en ciencias. Hay un alfabetismo del 99,1 por ciento; los
    logros de la biotecnología son notables; la producción de acero ha
    aumentado, y el Producto Interno Bruto crece anualmente de forma
    espectacular.

    Al parecer, todo eso es basurita, porque también –se asegura
    oficialmente- si los Estados Unidos mantienen el embargo comercial no es
    posible eliminar la libreta de racionamiento, ni terminar una carretera,
    ni tener transporte público, ni construir las viviendas necesarias, ni
    siquiera (y eso se aseguró hace unos días en un reportaje de la
    televisión nacional) estudiar el comportamiento de las aves migratorias.

    Todo eso es inaudito, porque sitúa a Estados Unidos como el Supremo
    Hacedor, y al mismo tiempo niega algo que para todas las naciones es muy
    importante: el capital humano.

    El pasado 28 de octubre la Asamblea General de Naciones Unidas votó a
    favor de que Estados Unidos ponga fin al embargo contra Cuba. Los medios
    en la Isla presentaron ese hecho como una rotunda victoria del régimen.
    De los matices de esa votación ni siquiera sugirieron su existencia.

    La comunidad internacional, en su momento, sometió a Sudáfrica a un
    fuerte y decidido embargo, porque en ese país el apartheid racial era
    aplicado de forma férrea. En Cuba hay apartheid político. El Partido
    Comunista, en el poder desde hace casi medio siglo, es el único que de
    forma legal puede existir. Hay apartheid turístico; los hoteles y los
    más importantes centros de recreación están prohibidos para los cubanos.
    Y existe también el apartheid en la salud pública. Hay muchos centros
    asistenciales exclusivos para extranjeros.

    Ese mismo régimen ha condenado a muerte a miles de oponentes políticos.
    Miles también han muerto en las aguas que rodean la Isla tratando de
    escapar del orden vigente en Cuba. Otras decenas de miles de opositores
    han cumplido largas condenas de cárcel. En estos momentos los opositores
    presos se calculan en 250, y más de setenta de ellos han sido declarados
    prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional. Se aplica el
    terrorismo de estado a través de los actos de repudio.

    Cerca del 20 por ciento de la población cubana ha emigrado, y esto a
    pesar de las dificultades implementadas por el estado que asume como
    suya la propiedad de los ciudadanos hasta el punto de arrogarse el
    derecho de otorgar o negar la posibilidad de salir del país a cualquier
    persona. El uno por ciento de la población se encuentra en las cárceles,
    la inmensa mayoría son jóvenes.

    No creo que pueda haber existido algún momento en que el régimen
    surafricano del apartheid racial haya sido peor que el régimen comunista
    de La Habana. Parece que la diferencia ha sido geográfica y política.
    Sudáfrica está en el continente negro y tenía una configuración racista
    de derecha. Cuba está al lado de Estados Unidos y profesa la izquierda
    ortodoxa, y esto, entre otras cosas, quiere decir imagen de vitrina
    hacia el exterior y represión desembozada y con antifaz al mismo tiempo
    en el plano interno.

    La historia bíblica de David nada tiene que ver con Cuba. David era un
    bello mozalbete apoyado por Dios, y el régimen cubano tienes las
    entrañas muy feas, y ni siquiera cree en Dios.

    Es bueno percatarse de eso, porque así es posible observar que el
    victimario del pueblo cubano no está fuera de la Isla.

    http://www.cubanet.org/CNews/y07/nov07/12a9.htm

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *