Apartheid en Cuba
claroquesi
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
logo01
logo02
logo
Archives
Recent Comments

    SIN RUPTURAS NI COMPLACENCIAS

    SIN RUPTURAS NI COMPLACENCIAS
    2007-06-22.
    Oscar Espinosa Chepe, Economista y Periodista Independiente

    La Habana, 22 de Junio de 2007. El Consejo de la Unión Europea emitió
    sus conclusiones sobre Cuba el 18 de Junio en un sobrio documento de 5
    puntos, donde traza su política para el próximo año.

    Puede calificarse nuevamente de una mano tendida al gobierno y el pueblo
    cubanos; una contribución para ayudar al término de la prolongada crisis
    que azota la nación. Al mismo tiempo deja bien claro que si bien existe
    la voluntad de sostener un diálogo constructivo con las autoridades,
    también proseguirán los contactos con la oposición, la disidencia
    interna y demás sectores de la sociedad civil.

    El documento subraya la importancia de que en estos momentos exista en
    Cuba un gobierno provisional, en la ausencia por enfermedad del
    Presidente Fidel Castro, aunque señala correctamente que el sistema se
    mantiene incólume y sin perspectivas de cambios sustanciales.

    Desde el 31 de Julio de 2006, el panorama nacional ha estado signado por
    cierto relativo sosiego y sentido común, en un país donde la población
    durante decenios había sido agitada constantemente, mediante
    desconsideradas movilizaciones e incesantes arengas políticas. Sin
    embargo, no es menos cierto que las estructuras del sistema que han
    llevado a la catástrofe a la economía y la sociedad en su conjunto son
    mantenidas sin cambios, acumulándose los problemas, con el consiguiente
    clima asfixiante que puede conducir a situaciones de desestabilización
    absolutamente indeseadas.

    Las violaciones de los derechos humanos han continuado no sólo en lo
    político, civil y económico, sino también desde los puntos de vista
    cultural y social. La política de aislar a los cubanos del mundo
    exterior, impedirles el acceso a Internet, dañar la identidad nacional
    con la prohibición a la divulgación de las obras de glorias de la
    cultura cubana residentes o fallecidos en el extranjero, como es el caso
    de Celia Cruz, Guillermo Cabrera Infante, Bebo Valdés y otros muchos, se
    mantiene, a pesar de la embustera retórica patriotera de los
    intelectuales oficiales. A lo que se añade un sistema educacional en
    declive, dañado además por dogmáticos condicionamientos y una
    insoportable carga propagandística e ideológica.

    En el plano social, la prohibición de organizaciones independientes que
    representen a los ciudadanos y defiendan sus intereses está vigente con
    todo rigor, comprendida la total inexistencia de verdaderos sindicatos
    que defiendan a los trabajadores de la explotación a la que están
    sometidos, violándose así acuerdos internacionales suscritos por las
    propias autoridades cubanas. A esto se agrega la degradante situación de
    los cubanos en general, en una sociedad donde se les discrimina y somete
    a un perverso apartheid turístico que incluye, entre otras cosas, el
    acceso a instalaciones de la salud, sólo para los extranjeros.

    Esperamos que las conclusiones de la Unión Europea sean cumplidas por
    todos los miembros, incluyendo aquellos que recientemente se han
    destacado por su complacencia con el totalitarismo, y menospreciado a
    los cubanos que han preferido el sacrificio y "…la estrella que alumbra
    y mata" de que hablara José Martí.

    Si bien los embargos y las rupturas no son terreno fértil para resolver
    los problemas y conducir las sociedades hacia el progreso, los diálogos
    sin principios y las continuas concesiones al totalitarismo sin recibir
    nada, tampoco constituyen vías válidas para promover la democracia y el
    respeto de los derechos humanos. Por el contrario, favorecen el
    empecinamiento del despotismo.

    El gobierno provisional, heredero de una crisis de enorme magnitud, con
    problemas acumulados por el tiempo, y el peligro de que su principal
    apoyo estratégico: Venezuela, sea crecientemente menos fiable, debería
    recibir la rama de olivo tendida por la Unión Europea y decidirse a
    iniciar un proceso de negociaciones, en un marco de cambios graduales
    internos, y así evitar el peligro de convulsiones sociales que, de
    producirse, todos los cubanos resultarían perdedores.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=10560

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *